Análisis: Call Of Duty: Modern Warfare III


Un año más se pone a la venta una nueva entrega de la saga Call Of Duty. El número uno de ventas del género. Pero este año, no es un año al uso. En esta ocasión tiene dos grandes competidores. Por un lado tiene que volver a enfrentarse a si mismo y ver si las novedades son suficientes para el desembolso. Y por otro, es el primer año en el que tiene un competidor digno al otro lado.

La tercera gran guerra ha comenzado, prepara las palomitas

La historia retoma la acción justo donde termina la anterior entrega (Modern Warfare 2) Y nos situa en una hipotética tercera guerra mundial. Y nos pondrán en la piel de unos cuantos personajes conocidos de la saga (Soap, Capitan Price, etc.) mediante los cuales, viviremos los hechos desde su punto de vista a lo largo y ancho del globo. Y su lucha contra el ejercito ultranacionalista ruso bajo el mando de Vladimir Makarov.

Durante la campaña visitaremos una larga lista de localizaciones entre las que nos encontraremos a una Nueva York en pleno ataque y bajo el fuego enemigo, una ciudad de Paris sitiada, Londres u Oriente Medio, por poner unos ejemplos.

Mientras jugamos, tenemos la sensación continua de estar viendo una super producción de Hollywood y aunque corta, la acción no nos dará ni un solo segundo de respiro.

En este apartado me gustaría hacer mención especial sobretodo a la fase que vivimos en el rio Hudson de Nueva York. Y es que una ve emergemos tras hundír el submarino ruso, nos veremos inmersos en una autentica guerra viendo como la ciudad de los rascacielos esta siendo debastada por desrtuctores, cazas, etc. y que tras realizar nuestra misión, deberemos huir a toda velocidad con una lancha hasta llegar al punto de recogida. Esta fase personalmente creo que es la más espectacular del juego, pero la mayoría no se alejan demasiado en cuanto a espectacularidad se refiere.


Eso si, tanta y tan frénetica acción puede diluirse en el computo global. Y este también es uno de los principales motivos por los que este modo se queda en las 6 horas aproximadamente. Una verdadera pena y que limita la compra del juego a aquellos que tengan previsto invertir horas y horas en el multiplayer.

Una vez terminada la campaña podemos alargar la experiencia con el modo operaciones especiales. El cual consiste en 16 misiones cortas y frenéticas que completar solos o acompañados. Además, también se ha añadido el modo Supervivencia. Al más puro estilo horda de Gears Of War. Todo esto con el añadido de poder ir subiendo de ranking igual que en el modo online y con los puntos que iremos obteniendo podremos obtener mejoras para facilitarnos la misión.

¿Mejorando lo visto?

El motor gráfico sigue la estela de la saga, viendose espectacular y extremadamente sólido, sobretodo en el modo el modo campaña. En el cual veremos escenas repletas de barcos, aviones, tanques, soldados o edifícios y en ningún momento se resiente el framerate.

Eso si, es prácticamente el mismo motor que el de anteriores entregas. Y aunque sigue luciendo bien y le da un buen resultado final, empieza a volverse cansino. Con lo cual, si no fuera por la espectacularidad de la acción que estamos viviendo, dicho motor pasaría totalmente inadvertido. Ya que esta estancado y pierde parte de la frescura y el factor sorpresa. Haciendose más que evidente en el modo multiplayer que gráficamente es practicamente lo mismo que en años anteriores.


Explotando el online

Y es que si por algo está viviendo y triunfando Call Of Duty en los últimos años, es sin duda por su famoso modo online.

Los modos siguen siendo practicamente los mismos. Como principal novedad, tendremos Baja Confirmada. Una especie de duelo a muerte por equipos, en el cual los personajes abatidos dejarán caer su chapa identificativa y que deberemos recoger si queremos puntuar. Un buen modo si estáis cansados de los camperos.

El modo de progresión de nuestro personaje, también se ha retocado ligeramente. Además de subir de nivel y de los desafios, en esta entrega se ha añadido la progresión en el uso de las armas. Es decir, nuestras armas subirán de nivel y con ello iremos desbloqueando nuevas mejoras para éstas.

También las rachas han sufrido una pequeña modificación, y ahora quedarán agrupadas en tres tipos.Asalto, Apoyo y Especialista.

Pocas novedades para un modo que tan buen resultado le ha dado durante los últimos años, y que quizás para algunos usuarios ya necesita un remodelado profundo.

Conclusiones

Call of Duty: Modern Warfare III es una compra obligatoria para todos los amantes del género y que quieren disfrutar de una campaña espectacular (y corta) y sobretodo para aquellos que tienen pensado encerrarse en su habitación meses y meses disfrutando de uno de los multijugadores más míticos de esta generación.

Eso si, ha llegado un punto en el que Activision, debería ir más allá y arriesgar un poco para volver a sorprender a sus seguidores y para atrapar nuevos.

Fuente: Pulpofrito

No hay comentarios:

Publicar un comentario