La muerte anunciada del SEO


Con la reponderación en el algoritmo de Google de factores sociales tales como shares, likes, menciones, retweets, posts, links… el impacto en posicionamiento es cada vez más grande.

Entendemos por posicionamiento el hecho de que nuestro contenido aparezca como mínimo en la primera página de resultados de Google.

De ahí que la tendencia natural en SEO es que deje de entenderse como un conjunto de factores intrínsecos de la página a optimizar y extrínsecos como los backlinks, y se pase a factores más reales, más humanos y naturales, como el “brand sentiment”, donde la opinión semántica en relación a una marca toma importancia y modula su posicionamiento en el buscador.

La calidad de un determinado “sentimiento” de marca acabará siendo uno de los principales factores difícilmente manipulables por los cuales se guiará Google a la hora de establecer el ranking en el SERP’s (página de resultados del buscador).

Desde hace tiempo Google lucha por intentar ofrecer una mejor experiencia a sus usuarios mejorando la calidad de su buscador. Qué mejor que usar el termómetro social de una marca en relación a una palabra para ofrecer dicha mejora.

Por eso, a mi entender, el SEO esté destinado a morir tal y como lo entendemos hoy. No bastará con decirle a Google “lo buenos y guapos que somos” sino que mediante la reputación se lo habremos de demostrar.

De hecho Google ya ha iniciado ese camino con el uso del botón +1 para precisamente obtener esa información reputacional, además de obtenerla ya a través de otros medios como el número de veces que se comparte un contenido, los likes o las menciones y retweets, así como ver quién (usuario y autoridad del mismo) le otorga ese beneficio al contenido.

Fuente: Verticein

No hay comentarios:

Publicar un comentario